Sociedad / Edición Impresa
Sociedad / Edición Impresa

FUE en la madrugada de ayer EN la puerta de SU CASA en BOULOGNE

Matan a un médico con disparos de fusil

Le dispararon por la espalda. Las cámaras de seguridad de la Municipalidad de San Isidro registraron el momento en que lo atacaron. Investigadores descartan el robo como móvil y apuntan a un crimen por encargo del marido de su ex.

29.04.2010

Sangre. El neurocirujano, de 39 años, alcanzó a entrar el auto al garaje.

Un disparo certero de FAL terminó con su vida. Claudio Urbina, un médico neurocirujano, fue asesinado por la espalda en la puerta de su casa de Boulogne, pero los investigadores descartaron que se haya tratado de un robo y apuntan a un crimen de tipo “pasional”.

Urbina, de 39 años, había recibido mensajes de texto intimidatorios en su teléfono celular, vinculados a un conflicto pasional. Las cámaras de seguridad de la Municipalidad de San Isidro registraron cuando el médico fue sorprendido, en la madrugada de ayer, por dos agresores. Uno de ellos le disparó sin mediar palabra. Después huyeron a bordo de un Volkswagen Vento verde.

El neurocirujano, quien integra el equipo de profesionales de un instituto médico de San Martín, llegaba a su casa de la calle Nuestras Malvinas 1269, de Boulogne, a bordo de su Chevrolet Aveo. Allí vivía en pareja con una mujer desde hacía diez años, junto a su hija de cuatro años. Ellas dormían. Urbina alcanzó a ingresar su auto al garaje de su casa, pero fue sorprendido por dos hombres: uno abrió el portón y el otro le disparó. El tiro ingresó por la puerta trasera derecha, atravesó el asiento del conductor e impactó en la espalda del médico, que murió en el acto.

El jefe de la Departamental Conurbano Norte, comisario mayor Jorge Nasrala, aseguró que por la modalidad implementada por los homicidas “está descartado el robo” y que “todo apunta” a que se trató de un homicidio vinculado a un hecho pasional.

Ante esa situación, los investigadores comenzaron a rastrear las últimas llamadas realizadas y recibidas en el teléfono de la víctima para intentar determinar con quiénes había mantenido contactos en las horas previas al crimen.

Urbina estaba separado desde hace doce años y esa relación anterior podría tener algún tipo de vinculación con el homicidio. La actual esposa de Urbina, la abogada Marcela Agustini, les dijo a los investigadores que su marido había recibido mensajes y llamadas intimidatorias.

A partir de ahí comenzaron a investigar a la primera mujer, con la que tuvo un hijo, actualmente de 18 años. Esa mujer, tras el divorcio, contrajo un nuevo matrimonio con un empresario mexicano y se fue a vivir a México. Pero al tiempo se separó. Y el médico la habría ayudado a regresar al país.

Según fuentes policiales, la víctima comenzó a ser blanco de amenazas desde que le pagó el pasaje a su ex mujer, Gladys Poliche, quien desde hacía varios años estaba viviendo en México, para que ella pudiera separarse de su pareja, con quien aparentemente mantenía una relación muy conflictiva.

La primera esposa del médico llegó al país hace unos meses y, por consejo de su ex marido, se instaló en Corrientes, donde había nacido. Las fuentes señalaron que los investigadores sospechan que el mexicano podría tener relación con el crimen, y no descartan –sobre todo si se tiene en cuenta las características del ataque– que el hombre haya encargado el crimen a un grupo de sicarios.






Herramientas de Usuario
© 2008 - 2009 Copyright Crítica de la Argentina - Todos los derechos reservados
Registro ISSN: 1851-6378.
Se permite la utilización total o parcial de los artículos sólo citando la fuente.
Maipú 271 - C1084AAN - Ciudad Autónoma de Buenos Aires // Tel. (+5411) 5300-4200
NetLabs   IAB   Datahost