Sociedad / Edición Impresa
Sociedad / Edición Impresa

convenio porteño

El rabino en la Metropolitana

Sergio Bergman firmó un acuerdo para colaborar en seguridad. A través de una fundación,  evaluará legajos de los aspirantes a policía.

29.04.2010

Colaboración. Bergman y el ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro. La fundación civil “no cobrará nada”.

El rabino Sergio Bergman firmó un convenio con el gobierno porteño para colaborar en la política de seguridad de la Ciudad. Lo hará a través de su Fundación Argentina Ciudadana, que se ocupará, entre otras responsabilidades, de evaluar los legajos de los postulantes para ingresar en la Policía Metropolitana. La iniciativa se inscribe en el marco de un plan de la administración macrista para sumar a organizaciones de la sociedad civil al diseño y seguimiento de sus planes de seguridad.

Desde el gobierno porteño se informó que el acuerdo “permitirá que la Fundación Argentina Ciudadana participe, en el marco del Plan General de Seguridad Pública, en el desarrollo del eje de Prevención del Delito y la Violencia, contribuyendo a las acciones de prevención dirigidas a promover las capacidades de la sociedad civil a través de la participación ciudadana y fomentar las acciones destinadas a fortalecer las políticas de prevención social”. En concreto, según indicaron a este diario fuentes del Ministerio de Justicia y Seguridad a cargo de Guillermo Montenegro, la principal colaboración de la fundación de Bergman tendrá lugar en la comisión ministerial creada hace un mes y medio para evaluar los legajos de los aspirantes a ingresar en la Policía Metropolitana y que está integrada por Montenegro, Eugenio Burzaco, como jefe de la nueva fuerza, y el director del instituto de Seguridad Pública, o sea, la escuela donde se forman los policías metropolitanos.

La fundación de Bergman también participará del “Monitor Ciudadano”: una institución prevista en el Plan de Seguridad Pública de la Ciudad que se dedicará al seguimiento y evaluación del accionar de la Policía Metropolitana y será conformada por varias organizaciones no gubernamentales, como Cippec o Compromiso, y universidades.

“No existe en el mundo una fuerza de seguridad que sea monitoreada por organizaciones de la sociedad civil”, señalaron desde el Ministerio de Justicia y Seguridad.

Sobre la llegada de la fundación de Bergman, un vocero de la cartera sostuvo: “Es una fundación que tiene una experiencia importante en cuestiones relacionadas con participación ciudadana y no va a cobrar. Además quedó en presentarnos un plan de trabajo y colaborará con sugerencias”. Los postulados de la Fundación Argentina Ciudadana oscilan entre máximas republicanas y otras espirituales, propias de una interpretación religiosa de la realidad. Esto se evidencia en uno de sus eslóganes: “Apostolado en ciudadanía, misiones cívicas, catequesis constitucional”. O en el uso de fórmulas como “peregrinos de la república” o “Argentina, del paraíso perdido a la tierra prometida”. En referencia a la problemática de la inseguridad, propone “avanzar hacia una comunidad segura, libre de amenazas, respetuosa con el prójimo” y “enseñar a obedecer la ley, combatir la delincuencia y garantizar los derechos”. El Rabino Bergman se define como partidario de “una democracia republicana basada en valores judeocristianos”. El religioso, que en el punto álgido del fenómeno Blumberg supo acompañarlo, no sólo preside la Fundación Argentina Ciudadana. También es el rabino del emblemático templo de la calle Libertad y se desempeña como director ejecutivo de la Red de Acciones e Iniciativas Comunitarias por la Empresa Social, entre otras acciones.






Herramientas de Usuario
© 2008 - 2009 Copyright Crítica de la Argentina - Todos los derechos reservados
Registro ISSN: 1851-6378.
Se permite la utilización total o parcial de los artículos sólo citando la fuente.
Maipú 271 - C1084AAN - Ciudad Autónoma de Buenos Aires // Tel. (+5411) 5300-4200
NetLabs   IAB   Datahost