El país / Edición Impresa
El país / Edición Impresa

hebe de bonafini da clases de política y cocina

Receta para un buen pollo socialista

En la ex ESMA explicará cómo echar al capìtalismo de la cocina y a preparar antiguos platos heredados.

05.08.2008

Hebe de Bonafini usa las cacerolas para hacer política. Ella no las golpea en las esquinas para protestar por medidas del Gobierno, pero las usa igual. Esta tarde, la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo comenzará a dictar el curso “Cocinando política” para denunciar, entre otras cuestiones, que “el capitalismo se metió en nuestra cocina”. En el seminario, Bonafini promete alternar “antiguas recetas con charlas sobre política” y actualidad, para volver sobre viejos hábitos alimentarios propios de sociedades anteriores y alejar al capitalismo gastronómico.

El curso apuntará a darle un tinte socialista a la cocina nacional. Según la invitación de Bonafini “el capitalismo es peligroso” y “envenena de a poco” y por eso la dirigente convoca a discutir y a aprender a cocinar para lograr, entre todos, una “buena receta socialista”. El taller de cocina y opinión que comienza hoy, se dictará todos los martes entre las 17.30 y 19.30, hasta noviembre. Será gratuito y se llevará a cabo en el Espacio Cultural Nuestros Hijos, ubicado en Libertador 8465, donde estuvo ubicada la ESMA.

Entre los “peligros del capitalismo” gastronómico, Bonafini había señalado en una charla sobre “soberanía alimentaria”, dictada en la Asociación Madres de Plaza de Mayo el mes pasado, la necesidad de volver a los tiempos en los que en la cocina primaba la mano del cocinero y la combinación de distintos productos naturales, y de dejar la costumbre de consumir “lo que no alimenta” y todo lo que va dejando de lado los componentes nutritivos, cediendo lugar a los “componentes químicos”.

Para la dirigente, que será la única profesora a cargo del curso, uno de los objetivos será el de esclarecer acerca de cómo el capitalismo penetró en la sociedad argentina y modificó sus costumbres. Para ello, intentará alternar ideas políticas con recetas de antaño y generar, además, recursos gastronómicos, porque considera “el alimento” como uno de los temas centrales en la discusión de los alcances del capitalismo.

¿Cuáles serán las recetas con las que intentará combatir al capitalismo? Según contaron desde Madres de Plaza de Mayo, Bonafini enseñará, por ejemplo, cómo “socializar un pollo”, es decir, “cómo hacer cinco comidas a partir de un solo pollo”. Otra de las ideas que aportará será “cómo hacer para poder plantar tomates Cherry en la maceta de una casa”, y así lograr el autoabastecimiento.

Las recetas, dicen en la asociación, serán un incentivo para dejar de consumir productos importados y otros realizados a base de componentes químicos. La titular de las Madres ya deslizó en una oportunidad fuertes críticas a McDonald’s. “Los pollos que tienen en McDonald’s para hacer las hamburguesas están criados por una gomita, no tienen ni pata y casi ni cabeza y por esa goma los alimentan y los engordan. Y esa bola deforme que crece, que no es un pollo, ni es nada, después los matan, y no dicen, no sé cómo, los hierven o los pican y nos los venden para nuestros hijos en hamburguesas. Pero de pollo, nada”, había criticado en la charla del mes pasado en la asociación. Por eso, hará hincapié en dejar de lado las costumbres de la globalización y reemplazarlas por viejos hábitos del pasado.

El curso no es el único lugar en que Bonafini aplicará las recetas que aprendió en la época en que sus amigos platenses la llamaban Quica Pastor. En su programa de radio, que se transmite en la Radio de las Madres todos los lunes de 20 a 22, Bonafini les pide a sus invitados que lleven recetas de cocina. Allí todos pueden descubrir las habilidades culinarias que cultivó antes de convertirse en una militante social.

“Hay que alimentarse en política”*

“Estamos convencidas de que nuestros hijos dieron su vida por un país donde todos tengan y donde todo sea igual, donde todos podamos sembrar y comer lo que queremos, donde podamos sembrar lo que había antes: maíz, trigo, quinua, algarroba. ¿Quién conoce esto? Muy poca gente lo sabe. ¿Quién sabe que la cebada perlada es la cuarta parte económica del arroz y alimenta mucho más que el arroz? Y… nos lo sacaron de la cabeza. Todo este tipo de cosas que ahora no sembramos ni las conocemos tanto tienen que volver, pero volver haciendo entre nosotros todo un trabajo, porque es esto. Los compañeros que siembran, los pequeños productores, es maravilloso lo que hacen y es maravilloso lo que están trabajando para que podamos alimentarnos con lo que nosotros queremos. Pero también tenemos que alimentarnos en política. No vamos a ganar nada si sabemos lo que tenemos que comer, si estamos muy atrasados en política, porque si no esto que pasó no nos hubiera pasado.”

Las batllas del yogurt y la polenta **

“Se nos metieron en la cocina primero, el capitalismo se metió en nuestra cocina primero, no es que no se puede cocinar más como antes, es que ahora está todo más fácil, entre comillas, lo más caro, lo que menos te alimenta. Entonces aquellas comidas que estábamos acostumbrados a hacer, el yogur que se hacía en la casa, la polenta que hay que hacer de la otra, no esta de un minuto, todo esto que va teniendo compuestos químicos, esto que yo contaba antes de los yogures diferentes, esto de que la leche, con hierro, sin hierro, con jugo, sin jugo, con crema, sin crema. Mi tío tenía vacas que daban una sola leche, ordeñaban y salía una sola clase de leche, todo esto otro es químico, es otro invento, nos engañan y nos dicen ‘compre esta leche que tiene hierro’ ¿Qué le ponen? Nos van mintiendo y nos van obligando, si se quiere, desde el aparatito de la televisión a consumir lo que el sistema capitalista te quiere vender. Con un litro de leche hacen 800 mil yogures, 800 mil leches de clases diferentes y todo lo demás es químico”.

* Tomado de una charla en la Asociación Madres de Plaza de Mayo.
** Tomado de una charla en la Asociación Madres de Plaza de Mayo.

Jueves 29 de octubre
Año VIII | Edición Nº781






Herramientas de Usuario
© 2008 - 2009 Copyright Crítica de la Argentina - Todos los derechos reservados
Registro ISSN: 1851-6378.
Se permite la utilización total o parcial de los artículos sólo citando la fuente.
Maipú 271 - C1084AAN - Ciudad Autónoma de Buenos Aires // Tel. (+5411) 5300-4200
NetLabs   IAB   Datahost