Mundo
Mundo

PAÍS EN LLAMAS

Consternación y miedo en Grecia después de la grave agudización de la crisis

Todos los diarios griegos publican imágenes del dolor por las víctimas inocentes: una mujer embarazada de 32 años, un hombre de 36 y otra mujer de 35 años, fallecidos en el incendio del banco Marfin Ergnatia, durante una manifestación.

06.05.2010
Dejar un comentario

Miles de manifestantes participaron en un acto de protesta frente al Parlamento griego en Atenas. (EFE)

Fotografía de la nota

Miles de manifestantes participaron en un acto de protesta frente al Parlamento griego en Atenas. (EFE)

Click fuera del recuadro para salir

"Es horrible: ante mis ojos pasa siempre la foto de la mujer en el pequeño balcón, completamente manchada de humo yaciendo muerta en el suelo", comentaba esta mañana una vecina.

La televisión y los blogs de Internet mostraban este jueves una foto de una de las víctimas, que el día anterior había muerto en el banco Marfin Egnatia por el incendio. La mujer al parecer consiguió alcanzar el pequeño balcón para respirar a pesar del pegajoso y asfixiante humo. Pero ya era demasiado tarde.

Murió por una intoxicación. El forense Filippos Koutsaftis dijo a la prensa que el miedo a la muerte se podía ver "claramente y de forma dramática" por las posiciones de los tres cadávares. Delante de la filial bancaria se congregaron durante la noche y esta mañana decenas de personas que depositaron flores sobre el suelo y prendieron velas.

Todos los diarios griegos publican imágenes de los parientes consternados y disgustados de las víctimas inocentes: una mujer embarazada de 32 años, un hombre de 36 y otra mujer de 35 años. Los tres eran empleados del banco Marfin Ergnatia en el centro de Atenas. "Asesinato a sagre fría", titulaba el diario conservador Adesmeftos. El también conservador Eleftheros Typos culpó a la policía "de haber dejado Atenas a los asesinos".

Gobierno y policía prometieron llevar a la justicia a los responsables. Los testigos indicaron que se trató de un "ataque organizado".

Un grupo de vándalos se apartó de la pacífica manifestación, que reunió a más de 100.000 personas. Uno de ellos rompió con un martillo la vitrina del banco, según se ve en las videocámaras de vigilancia y se desprende de los testimonios, informan medios griegos. "De momento se desconoce si los expertos podrán identificar a los alborotadores", apuntaban de forma coincidente los medios griegos.

Toda la sociedad griega parece estar perpleja. Minutos después de que se informara la muerte de los tres emplados de banca completamente inocentes, imperaba una calma espectral en Atenas.

"Es como si una sociedad soñadora y despreocupada se hubiese despertado de repente. Es como si hubiésemos madurado y sacar conclusiones de ello", dijo un jubilado en la localidad de Moschato, en la periferia de Atenas.

"La sociedad griega ha permitido durante demasiado tiempo a los cerca de hasta dos mil radicales de izquierda. Continuamente juegan al gato y el ratón con la policía. Ahora estamos pagando el precio y puede abocar el país al caos", agregó el pensionado.

"¿Y qué va a pasar ahora?", se preguntaba esta mañana la gente en voz baja mientras conversaba en el suburbano. "¿Qué va a pasar con la ayuda? ¿Qué ha entendido la gente que nos quiere ayudar en el extranjero y qué conclusiones va a sacar?", han estado preguntando durante la noche algunas personas preocupadas a los periodistas extranjeros.

Unos pocos centenares de vándalos consiguieron transformar en un caos sin igual una manifestación que discurría de forma completamente pacífica. "Crímenes a espaldas del pueblo griego", titulaba el diario sensacionalista Ethnos.

Ya el miércoles, el presidente del país, Karolos Papulis, no utilizó eufemismos para definir la situación: "ante el precipicio". Así se manifestó en el dramático llamamiento que hizo a sus conciudadados a los que pidió responsabilidad.

"La historia nos juzgará de forma severa", añadió a la vez que expresaba la esperanza de que los griegos no "den el último paso hacia el abismo".

"Grecia petrificada: La hora cero del gobierno, los políticos y la sociedad", titulaba el diario To Vima, próximo al ejecutivo de Atenas.

Fuente: DPA

Espacio de los lectores

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pausibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del REGLAMENTO será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

© 2008 - 2010 Copyright Crítica de la Argentina - Todos los derechos reservados
Registro ISSN: 1851-6378.
Se permite la utilización total o parcial de los artículos sólo citando la fuente.
Maipú 271 - C1084AAN - Ciudad Autónoma de Buenos Aires // Tel. (+5411) 5300-4200
         
NetLabs   IAB   Datahost